Seguinos en

Locales

Decisiones que invitan a mirar un poco más allá

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

Una noticia no es más que el anuncio o relato de algo que puede despertar interés en una comunidad, que la afecta de manera directa o indirecta. Las noticias son noticias en sí mismo y más allá de cuestiones obvias, la calificación de buena o mala noticia le cabe al receptor del mensaje, o en muchas ocasiones se califica producto de la carga de objetividad del emisor. Recientemente la gestión municipal ha dado a conocer de manera oficial que pretende adquirir una importante parte del predio donde funcionara la ex Dupont. Concretamente la planta donde alguna vez supo producir Lycra y un macizo de tierras sin edificación alguna que será destinado a un plan de viviendas.

Provincia NET
Provincia NET

En principio podemos reflexionar sobre lo que se ha dado en llamar grandes vacíos urbanos y este lugar no sería el primer ejemplo que los mercedinos hemos tenido durante años frente a nuestros propios ojos y cuando se pone primera para una recuperación de ese espacio, surgen las voces a favor y en contra. En esta oportunidad son mayores las muestras de adhesión que los cuestionamientos. Nuestra ciudad ha observado durante muchísimo tiempo que el predio de la estación Belgrano, conocido como la Trocha, se caía a pedazos, era una zona peligrosa y abandonada. Sin iluminación ni mantenimiento. Esa franja de tierra unía dos sectores densamente poblados del ejido urbano. En alguna ocasión se imaginó gestionar la cesión a manos del municipio y cuando esto sucedió las críticas cayeron a borbotones. El tiempo mostró que había sido una decisión correcta. Lo que en principio parecía territorio de unos pocos hoy es un espacio de muchos que lo disfrutan como espacio de recreación, de producción, de acontecimientos culturales y de identidad comunitaria.

Algo parecido ocurrió con aquellas diez hectáreas que se habían adquirido durante la gestión del Intendente Selva en el sector industrial planificado. Una operación conveniente en materia de negocios que allí quedó inutilizada durante largos años. Fue suficiente que se pensara en una estrategia de venderla a empresarios alemanes que traían una importante inversión, para que surgieran aquellas voces que consideraban que en el lugar podían instalarse muchas más pequeñas y medianas empresas. En el medio había pasado un prolongado lapso donde el predio solo había permitido el crecimiento de malezas. Los 800 mil dólares de esa venta que estuvo caminando por la cornisa ahora y en perspectiva, permite determinar que se estaba yendo por buen camino. Los ingresos que tuvo el municipio en moneda estadounidense por aquel acuerdo permiten en la actualidad alimentar nuevos proyectos que intentan mejorar aspectos de la ciudad.

Desde el propósito de comprar nuevas tierras en el sector de ruta 41 para buscar un crecimiento de los espacios disponibles a nuevas inversiones hasta la utilización de recursos para adquirir una vieja planta industrial con tierras ociosas durante décadas. Quien hace siempre recibe críticas, tan solo por hacer. No obstante el tiempo se encarga de poner claro sobre oscuro respecto de la oportunidad y conveniencia de esas decisiones. En este caso la administración municipal pondrá manos a la obra en un lugar que pertenecía a privados para convertirlo en un lugar de interés público. Puede que haya quienes piensen que lo mejor podría haber sido una reactivación de un área productiva para que se generen puestos de trabajo, pero no abundan los inversores y el camino del deterioro y el posible abandono aparecían como un destino inexorable.

Por otro lado, pensar la ciudad en cuanto a su ordenamiento, también se da la mano con esta propuesta. Planificar también forma parte de las decisiones políticas. El crecimiento de un distrito debe orientarse y la planta de Lycra más lo que era la nave principal de Dupont, han quedado en medio de una zona urbanizada, residencial, que merece una mirada más concreta en este sentido y no en la continuidad de emprendimientos fabriles. Precisamente porque esa planificación a posibles inversores se apunta hacia el SIP de la RP41. Vuelven entonces a aparecer las oportunidades y se trabajó intensamente para que esta compra pueda lograrse.

Entonces estamos ante una noticia donde tenemos fundamentos varios como para afirmar que es buena, alentadora y promisoria. Como todo comienzo siempre habrá algunas dudas, pero será la buena gestión del lugar la que pueda disipar esas miradas escépticas en el mediano o largo plazo. Desde lo urbanístico, desde la optimización de los recursos, desde el desarrollo de una zona y desde la determinación de llevarlo adelante, es que la novedosa adquisición que busca la gestión comunal resulta satisfactoria en todos aquellos dirigentes con responsabilidades que tienen que darle su “like”. Porque podemos seguir ubicando en esa lista de espacios ociosos muchos predios que pertenecen al estado nacional o provincial, que bien pueden aprovecharse para que se transformen en algo positivo para los mercedinos.

Allí encontraremos el terreno de ex acceso Sur y 110, parte de los terrenos entre las estaciones del Sarmiento y el San Martín o las tierras que se encuentran a espaldas del Hospital Dubarry. Se puede seguir buscando y hasta en otros tiempos hay ejemplos de ello como podría ser el llamado Parque Nuevo donde hoy se alberga a diferentes instituciones deportivas y sobra espacio para que los mercedinos puedan tener un lugar de recreación. Bienvenida esta decisión, insistimos, atinada, oportuna y necesaria. El transcurrir del tiempo demostrará porque es necesaria aun sin haberse concretado.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1027 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján