Seguinos en

Locales

El Efecto Carpincho

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

La situación que recientemente se ha observado en el municipio de Tigre con relación a la “invasión” de carpinchos en la zona denominada del Nordelta, nos ha dejado algunas cuestiones interesantes por analizar. Cuando tenemos la responsabilidad de escribir algunas líneas de opinión tratamos de informarnos, buscar datos, conocer realidades, entre otras herramientas que pueden ser útiles, aunque nunca debemos intentar demostrar que lo sabemos todo. Los elementos que buscamos pueden resultarnos importantes para fundar nuestras apreciaciones. Por tanto en esta oportunidad, como lo hacemos en otras, no abriremos un debate relacionado con cuestiones ambientales o de ecosistemas. Eso quedará para quienes son especialistas en la materia y serán ellos los que deberán darnos sus opiniones, argumentaciones y pareceres.

Aunque como argentinos es posible que hasta discutamos esas posiciones sin mayores argumentos ni evidencias. No es algo nuevo sino común y normal que todos nos animemos a opinar de todo sin saber mucho de nada. Está claro que a la gran mayoría de los argentinos (me incluyo), nos cuesta muchas veces decir que no sabemos o que no estamos en condiciones de admitir que desconocemos algo que aseveramos y que solemos defender sin demasiadas certezas.

Retomando las simpáticas o no simpáticas situaciones de Nordelta uno puede concluir que hay dos aspectos que cuanto menos resultan relevantes. Me hacen ruido como se suele decir. La primera tiene que ver con esta recurrente politización de los hechos. Un ejercicio que se suele aplicar como un modo de simplificar las cosas. Todo nos parece simple, aunque sabemos que es complejo. No debe existir equilibrio más perfecto en el universo que el de la propia naturaleza, pero puede resultar de menor complejidad sostener que los carpinchos son invasores y por su osada rebeldía merecen el exterminio.

La acción del hombre en el citado equilibrio natural tiene efectos productos de causas… Es decir el efecto es la aparición de los roedores, pero no es la causa. En esa línea de lo que hace ruido no es menos interesante la politización del efecto Carpincho. Porque el humor o la satirización de situaciones, son formas claras de explicar o interpretar algunos fenómenos. De allí que hasta la propia prensa internacional ha pretendido tener una mirada o enfoque clasista sobre este fenómeno a punto tal que los carpinchos poco menos que se han convertido en un ejército revolucionario que desafía a los poderosos.

El otro aspecto que me llevó a la reflexión es la inclusión de otro término al que por lo general no le prestamos demasiada atención en la práctica. Tiene que ver con la “convivencia”. Una de las soluciones al escenario que se presenta en los humedales de la zona norte del conurbano es que los vecinos aprendan a convivir con los animalitos. Hace ruido, suena tan afinado como desafinado. Pues si algo nos está faltando es precisamente aprender a convivir. Los tiempos de pandemia nos han dado lecciones al respecto, pues convivir es un acto, una acción. Se trata de saber coexistir con los demás y tener en claro que nuestras acciones repercuten en la vida de otros.

La situación sanitaria nos ha puesto en jaque y huelgan los ejemplos en los cuales los síntomas de convivencia han resultado inexistentes. La cantidad de infracciones a las normas de aislamiento han sido astronómicas y marcan con claridad que a un alto porcentaje de ciudadanos la vida en común no forma parte de una prioridad sino más bien de un hecho que no tiene mayor importancia. De allí que cuando uno escucha de modo amplificado que se espera un marco de convivencia con los carpinchos casi que se pone el borde de echar a reír.

De todas maneras nunca es tarde para encontrar muchas de las respuestas que se nos puedan plantear, aunque para ello es sustancial hacernos las preguntas que correspondan. Una de ellas es si somos capaces de entender en su verdadera dimensión lo que significa coexistir o convivir. Una cabal interpretación de ello puede que no signifique una solución a la numerosa aparición de carpinchos en Tigre, aunque tal vez puede resultar un remedio eficaz para quitarnos tantísimas piedras que tenemos en nuestros caminos que nos impiden avanzar.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2023 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 2054 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján