Seguinos en

Locales

El semáforo sanitario en un rojo intenso

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

La segunda ola parece que está dispuesta a taparnos. Parece un juego de palabras aunque no lo sea, pues el rebrote del coronavirus en el mundo, en la Argentina y especialmente en Mercedes, quiere golpear sin piedad y quitarnos tal vez aquellos a lo que muchos considerábamos como un gran logro del conjunto. Hace algunas semanas, cuando todo empezaba a ponerse más parecido que al principio, en una discusión de amigos, alguno planteaba para que habíamos estado tanto tiempo encerrados y ahora estábamos cerca que eso vuelva a pasar. Me quedo con una respuesta que le daban entonces y tenía que ver con la respuesta adecuada que había brindado el sistema de salud en toda la Argentina y en la provincia de Buenos Aires.

Provincia NET
Provincia NET

Eso significaba que más allá de algunas localidades que oportunamente debieron recurrir a sus vecinos para sortear algún escollo, las poco digeribles imágenes de la última cama, ese debate al que se vieron obligados algunos países respecto de si salvo una vida en detrimento de otra, en la Argentina no había sucedido. Puede que no sea motivo de orgullo sino más bien de una buena organización con una buena respuesta como comunidad. Pero escuchando recientemente al titular del centro de salud zonal con asiento en Mercedes, el Hospital Dubarry, me percate que aún no estaban exentos de vivir esas situaciones. El Dr. Pablo Cassiani dejó en claro en declaraciones radiales que esa tragedia, ese colapso, no está tan lejos de suceder. El tono de sus declaraciones tiene la calma y el aplomo de un funcionario que lleva meses conviviendo como todos nosotros, con esta maldita pandemia. Pero el contenido de esas expresiones aterran, asustan y nos interpelan nuevamente, sí, nuevamente, sobre la responsabilidad individual que tenemos.

Permítanme la licencia de mezclar en una nota de opinión algo de información que nos pueda resultar útil para llegar al grado de comprensión que uno pretende. Cassiani no duda en decir que no estamos lejos de llegar al 100 por ciento de ocupación de las camas en el Hospital, que serán necesarias entonces las derivaciones en un escenario que no es demasiado distinto en otros centros. El Director del Hospital dice, al menos la primera vez que particularmente lo escucho, que el semáforo de Mercedes está en rojo y que en cuatro días todo se agravó. Reproduzco textual: “En el primer brote no le faltó la asistencia a nadie, a nadie la faltó una cama, a nadie le faltó la atención médica y estamos ante un escenario en que eso puede ocurrir”. Eso dijo. No hace falta repetirlo, con tan solo escucharlo una vez alcanza.

Imaginemos por un instante esas escenas. Un familiar nuestro, un abuelo, un adulto mayor, enferma de COVID y se ve impedido de ser atendido por la posible falta de respuestas que pueda dar el sistema. El contagio habrá sido entonces lisa y llanamente su certificado de defunción. No se pretende exagerar una hipótesis sino poner en términos más crudos lo que escuchamos de boca de las autoridades sanitarias. Cassiani lo advierte a pocas horas que la provincia realice una nueva calificación de fases para saber cómo estamos y que se puede hacer. Mercedes es parte de los más de cien municipios que se encuentran en fase cuatro y es altamente probable que sea uno de los que retroceda. Un retroceso de fase significa menos actividades habilitadas. Es retroceder casilleros como ha sucedido con algunos distritos cercanos.

Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, dice la conocida frase. Pero por si no quedó claro pasamos en limpio: un sistema de salud en la ciudad al borde del colapso, un semáforo en rojo como nunca habíamos escuchado y un retroceso en la fase que nos encontramos. El escenario es grave y en gran medida depende de nuestros comportamientos que han tenido advertencias de todo tipo. Si estas observaciones no nos conmueven y no nos empujan a extremar los cuidados, estaremos en los umbrales de haber perdido el sentido de comunidad organizada que siempre es el mejor remedio para llevarnos a resultados positivos.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1029 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján