Seguinos en

Locales

FLORENCIA SPINETTA: “Cuesta la distancia, yo soy muy amiguera y se extraña mucho.”

Es Ingeniera en Alimentos. Hace casi dos años que vive en Edimburgo, Escocia. Deseos de viajar, conocer otras culturas y adquirir experiencia laboral la llevaron a Europa. Hoy trabaja para la empresa que es especialista mundial en la fabricación de envases descartables a base de plantas.

Publicado

MERCEDINOS POR EL MUNDO POR FERNANDO PACHIANI

Viajar, conocer, trabajar
Se puede decir que estas fueron las tres acciones que motivaron a Florencia a viajar a Europa: “en efecto- nos cuenta, hace ya casi dos años que me vine para Gran Bretaña. En realidad toda la vida quise tener una experiencia de trabajar en el exterior, desde chica, siempre tuve ganas de viajar y también de vivir en otra cultura.

Estudié idiomas desde chica y siempre soñé con ir para Europa, pero al momento de elegir, decidí venir a un país de habla inglesa.
Soy Ingeniera en Alimentos, entonces consideré que para poder trabajar de mi profesión sería ideal poder hacerlo en un país de habla inglesa y sucedió Escocia, en realidad nunca había estado antes, pero hice un mapeo de las oportunidades laborales que había para mi carrera y llegué a Edimburgo un 19 de junio, me fui el 17 de Argentina, y ya el 1º de agosto comencé a trabajar en mi actual empresa.

La empresa se llama Vegware y es una empresa que fabrica envases descartables hechos de planta, osea, como si fuera un vaso descartable, tazas de café descartables o platos, cubiertos, pero todo hecho de plantas. Es el especialista mundial en envases compostables para servicios de alimentos a base de plantas.

En realidad- agrega, la empresa compra la materia prima como lo hacen otros fabricantes. Las materias primas son maíz, leño de árbol, caña de azúcar, son todas materias primas que no se utilizan para el consumo humano, por ende no es que se está usando una planta que se podría utilizar para alimentar personas, por lo que es un producto de descarte o no apropiado para el consumo. Y con eso se fabrican vasos, cubiertos y todo tipo de packaging (empaque, envase o embalaje) descartable”.

La empresa
¿Esta empresa había hecho algún tipo de llamado a ingenieros, para incorporar personal?
“Lo mío fue un poco de caradura- confiesa Florencia. Hace unos años empecé a interesarme en la parte comercial. Al principio empecé como venta técnica en una empresa. Antes de viajar estaba haciendo eso, entonces me puse a hacer un paneo del mercado británico y encontré que particularmente en Escocia, había muchas empresas alimenticias, entonces dije quizás pueda hacer venta en alguna de estas empresas.

Y encontré esta empresa de packaging que me encantó, le escribí a la directora de ventas, que me contestó, un encanto, y bueno tuve un par de entrevistas, pero yo cuando me mudé acá no tenía la confirmación, sino que la tuve cuando llegué al país.

Hoy en día soy Ejecutiva de Cuentas y estoy basada acá, pero vendo para Europa. La empresa vende a 75 países, a la fecha, no tenemos distribución en Argentina, pero sí en Uruguay y en Chile y dentro de poco vamos a empezar a vender en Brasil.
Un colega mío también argentino, somos dos argentinos en la empresa, él maneja lo que es global. Es increíble que a Uruguay vendemos dos conteiner por mes, y a Argentina no.

Pero bueno, hay que empezar a hacer un poco de publicidad y hablar del producto en Argentina porque sobre todo hoy en día, en tiempos de Covid, la utilidad de un packaging descartable, para hacer take away y para poder vender productos alimenticios es ideal, y sobre todo poder prescindir del plástico es fantástico.

Te contaba que la empresa es especialista a nivel mundial en envases compostables, esto significa que se va a degradar en 12 semanas, en condiciones de compostaje, temperatura, humedad, condiciones que se pueden reproducir fácilmente en Argentina porque a nivel de temperatura lo podemos hacer, y tenemos mucho verde.

Hoy vendemos a 70 países con distribución en Europa, Oriente Medio, América del Sur y el Caribe y bases operativas en Reino Unido, Estados Unidos, Hong Kong y Australia”.

Los afectos
“Bueno yo siempre fui mercedina- dice Florencia, hice todo el colegio en Parroquial excepto el Polimodal, que lo hice en el Colegio San Patricio, cuando cursaba éramos la segunda promoción mixta. Mi mamá era bibliotecaria en esa escuela, por ende los últimos 3 años los compartimos, fue muy lindo. Bueno mucha gente la conoce a mi mamá, Elsa Biscayart, porque trabajo muchísimos años como bibliotecaria, así que yo era conocida por todos los docentes.

De todos modos a Bariloche me fui con el grupo de Parroquial, con mi grupo de amigas, con las que seguimos todas muy unidas, a pesar de que haya tres viviendo en el exterior, Paz Rementería , Romina Martellono y un par de compañeros más como Juan Pablo Rosa, que está en Dinamarca. En realidad, cuesta la distancia, yo soy muy amiguera, y sí, se extraña mucho”-confiesa.

Escocia, tierra de castillos
“Escocia es muy particular, es un país muy bonito, tiene muchísimo verde, es ideal para quien le gusta las montañas, caminar mucho, hacer “hiking”, vas a encontrar básicamente vegetación, naturaleza, lagos, tranquilidad, hay que venir con paciencia porque el clima puede ser fantástico o podes no ver de acá a cuatro metros.

Es un país hermoso, se puede recorrer fácil, se puede manejar muy fácil también, uno con la licencia propia de Argentina, ni siquiera tiene que sacar la licencia internacional, porque acá en Gran Bretaña te la aceptan y uno puede alquilar un coche, claramente acá se maneja del otro lado de la calle, del otro lado del auto. Y la gente, los escoceses, son muy amables, son extremadamente amables, quien entiende inglés les va a poder hablar, quizás no les entienda a ellos yo hoy en día no puedo entender algunos acentos, son muy graciosos, pero siempre van a estar predispuestos a ayudarte.

La verdad que es un destino muy lindo, además está bien conectado porque a Edimburgo se puede llegar de muchísimos aeropuertos europeos, con vuelo directo, y son accesibles, baratos, tienen frecuencia, así que es un destino para venir.

Por ejemplo hacer un recorrido por las Hi-Lands, las tierras altas, que es donde está la mayor cantidad de vegetación, hay muchos lagos, muchos castillos, algo super importante es que si uno viene con tiempo para visitar castillos, es comprar el pase anual que vale lo mismo que pagar dos entradas a dos castillos, y con eso uno tiene acceso libre a todos los castillos de Escocia.

El Castillo de Edimburgo es muy bonito, pero yo particularmente prefiero los que están ubicados dentro del país, porque hay castillos mejor mantenidos o más llamativos, con una arquitectura más antigua o más extraña, está todo incluido con esta entrada anual, es bueno tenerlo en cuenta, porque uno lo saca, y puede visitar todos, y trazando un mapa siguiendo cada uno de los castillos e ir parando en distintas localidades.

Por su puesto, como a los argentinos nos gusta comer, acá lo que uno no se tiene que perder de probar es el Haggis y el Black Pudding. Son las dos comidas típicas de Escocia: el Black Pudding básicamente es morcilla, acompañada de un cereal, avena o cebada, que la comen de otra manera que en Argentina pero es muy similar. Y el Haggis es cordero con cebollas picadas, es un plato muy condimentado y de sabor intenso. Esas son las cosas más llamativas. Y obviamente el whisky. Escocia es un gran productor de whisky y hay todo un camino del whisky por el norte del país que se llega en 3 horas en auto desde Edimburgo y uno puede visitar distintas fábricas, hacer cataciones, etc.”

¿Se ve el hombre con la falda escocesa o es un mito y ya no se viste típicamente el escocés?
“En realidad, sí se ve, no es una vestimenta diaria, pero para una boda cada uno va con su falda de su tartán, de su familia, la falda con el diseño que le corresponde por su apellido. Mi jefe cuando se casó lo hizo con su tartán pero con un traje, saco y pantalón, pero tengo un amigo que usa la falda que era de su padre, y lo usa para todos los casamientos, y eventos, cuando uno se recibe en la facultad es común que se pueda llegar a ver.

Así que es muy común acá tanto como la gaita que en todos lados se escucha. Si uno camina por el centro, por Prince Street, que es una de las calles principales de la parte nueva de la ciudad, en cada esquina hay una persona tocando la gaita, y es muy bonito”-concluye.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1056 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján