Seguinos en

Locales

Las fases y las clases

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

No resulta fácil entender el sistema de fases en la provincia de Buenos Aires para muchos habitantes. Aunque intentaremos analizarlo. El semáforo establecido por el gobierno bonaerense establece criterios epidemiológicos, analiza la realidad sanitaria de los distritos y otorga una calificación de riesgo a cada distrito que se expresa en un número que puede ser 2, 3 o 4. Según esa clasificación lo que puede hacerse. Demás está recordar que en esta segunda ola llevamos varias semanas sin municipios en fase cinco, que es aquella que marca un riesgo sanitario bajo y hay muy pocas comunas en fase 4, apenas cuatro y solo una de ellas de una importante cantidad de habitantes como Olavarria.

Provincia NET
Provincia NET

El hecho de difícil comprensión para Mercedes y buena parte del interior pasa entonces por encontrarnos a todos los distritos del conurbano en una fase de alto riesgo que es la 3, contra la mayoría del interior en fase 2 que marca Alarma epidemiológica y sanitaria. Una de las cosas que precisamente pueden hacer unos y no otros, son precisamente las clases presenciales. En fase 2 la presencialidad no se contempla como posibilidad. La propia Dirección General de Cultura y Educación ha comunicado de manera oficial que los distritos que se encuentran en Fase 2 continúan con la suspensión temporal y focalizada de las clases presenciales en todos los establecimientos educativos de gestión estatal y privada, de todos los niveles y modalidades de enseñanza, con excepción de la modalidad de educación especial, a fin de reducir la circulación y, consecuentemente, contribuir a mitigar la propagación del COVID 19. A la vez indicó que los distritos que se incorporan a Fase 3 y 4 retomaban el proceso de presencialidad cuidada conforme a lo establecido por el Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a las Clases Presenciales desde este miércoles. La totalidad del conurbano. Pero en los distritos en Fase 2, en su mayoría del interior, se mantiene la continuidad pedagógica no presencial.

El propio gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, explicó que se registró un descenso de contagios de coronavirus del orden del 30% en las últimas tres semanas y remarcó que ello permitió «recobrar la presencialidad» escolar en muchos municipios «que alcanzaron los parámetros establecidos». Esos parámetros marcan que en el conurbano se registran poco más de 400 casos cada cien mil habitantes, lo que permite salir de la alarma epidemiológica. Es que el DNU con medidas de cuidado para mitigar el avance de la segunda ola de coronavirus que atraviesa el país, establece un semáforo epidemiológico, de acuerdo con el cual se establecen distintos tipos de restricciones según la situación sanitaria en cada distrito del país.

Son de «Bajo Riesgo» los distritos de entre 50 y 150 casos cada 100.000 habitantes; de «Mediano Riesgo» los que tienen entre 150 y 250 casos cada 100.000 habitantes y de «Alto Riesgo» los que registran entre 250 y 500 casos cada 100.000 habitantes. En tanto el estado de «Alarma Epidemiológica» se determina cuando haya más de 500 casos de coronavirus cada 100.000 habitantes y 80% de ocupación de UTI. El área Metropolitana o lo que conocemos como el Conurbano se ubicó por debajo de esos números y las clases vuelven. Para el gobierno de la provincia no ha sido un cambio de criterios respecto del debate de la presencialidad, sino que se respetó el parámetro que ya estaba establecido.

La segunda ola, como la primera, tiene el fuerte impacto en los grandes conglomerados urbanos y luego se va trasladando al interior. Así ocurrió en el arranque de la pandemia, así se refleja ahora. Es cierto que los criterios generales que se establecen pueden tener sus debilidades, puesto que en más de un municipio que le pusieron el 2 en su calificación, existen localidades rurales y establecimientos educativos alejados de las cabeceras, que no representan la realidad del corazón de cada distrito. En algunos casos se ha contemplado tal cuestión. Por citar un caso en Chacabuco, que se encuentra en la fase de alarma, se han exceptuado las localidades de Castilla, O´Higgins, y Rawson. Es decir, en un mismo municipio algunas escuelas tendrán presencialidad y otras no. Como sucede en la provincia.

Las fases establecen criterios que se viene aplicando desde hace tiempo. Son precisamente las que determinan lo que se puede hacer y lo que no. Sin embargo, tras el conflicto de CABA con la Nación y la Corte en el medio, pareciera que solo es la escolaridad la que se discute o plantea en estas calificaciones de las realidades sanitarias de los distritos.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 976 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján