Seguinos en

Locales

Las legislativas como estación intermedia

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

La legislativa de 2021 plantea algunos puntos de análisis, por cierto interesantes, al menos para quien suscribe.

Es real que los candidatos que lleve cada una de las fuerzas serán relevantes a la hora de traccionar votos, pero según estudios y encuestas realizadas por los mismos frentes o alianzas, las “marcas” miden más que los propios candidatos. Hay quienes entienden que este es un fenómeno propio de la falta definición en las candidaturas y que cuando eso suceda se producirá un equilibrio en la mirada del electorado. Naturalmente. Pues las consultoras ya no medirán sellos solamente sino también candidatos en firme. Apenas unos pocos días quedan para que esas nóminas tengan sus rostros claros para la sociedad. Pero la sociedad también tiene sus preocupaciones y ocupaciones y como hemos dicho en anteriores oportunidades, en la agenda de la sociedad y en medio de una pandemia, la elección no figura entre los temas preponderantes.

El acercamiento de los comicios y el arranque formal de la campaña ira marcando un contagio que inevitablemente llevará a los ciudadanos a poner el enfoque un poco más cerca de las urnas. Sucederá además porque los medios de prensa se ocuparán (o nos ocuparemos) de brindar mayores espacios a estos contenidos por sobre las cuestiones sanitarias que despaciosamente van siendo desplazadas por otros aspectos. También algo normal que puede empezar a marcar la salida de la pandemia que tanto nos ha golpeado. Volvamos al tema partidos, frentes y candidatos.

Decíamos que los espacios están siendo más valorados que los nombres propios y ese dato no hace más que revelar una tendencia de polarización muy marcada en lo que serán los resultados. No es un dato nuevo por cierto, aunque los analistas consideran que se robustecerá sin mayores opciones para terceras fuerzas. Un oficialismo nacional, provincial y municipal, que piensa en quienes serán sus representantes pero no quiere desatender las gestiones por el armado de listas. De allí que puedan encontrarse muchos candidatos potables en los propios gabinetes aunque resultan más importantes acompañando a los Ejecutivos que cargando una campaña sobre sus hombros.

Por otro lado una oposición que en territorio bonaerense no encuentra mayores posibilidades de confluencias y muestra las cartas al electorado para que defina quienes deben ser los “escuderos” en la general. Ambos están pensando en el proyecto 2023. Estas cuestiones de poner los sellos por delante de los propios candidatos nos puede permitir entender algunos movimientos en el tablero. Por caso, en relación a nombres, encontramos que una de las dirigentes con mejor imagen en la provincia era María Eugenia Vidal, a pesar de haber sido derrotada en los últimos comicios. Con esa buena ponderación decidió ser candidata en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ¿Pensando quizás que ni siquiera ese aspecto podía mover demasiado la voluntad de los votantes?

Es obvio que no es lo mismo para “la madre de las batallas” que es la elección bonaerense, Vidal que Santilli. Sin embargo la decisión ya quedó clara. No se puede soslayar que con el derrumbe de la figura de Mauricio Macri, el PRO empieza a delinear sus presidenciables y la ex Gobernadora también quiere medirse en ese futuro junto al Jefe de Gobierno de CABA. Una elección en territorio provincial significaría para Vidal un tremendo desgaste y porque no hasta una derrota. Pero en suelo porteño todo lo amarillo se muestra más fértil y con riesgos menores. Es decir entonces que tendremos candidatos naturalmente, pero se medirán proyectos antes que nombres a la hora de la oferta electoral.

Con lo cual el 2021 se erige como una estación intermedia más que como “punta de riel” de cualquier propuesta política. Porque además los resultados tampoco garantizan nada hacia el futuro. 2017 es una buena medida para entenderlo. O la Pandemia en medio de la compulsa puede ser otro factor a tener en cuenta. No hay que salir mal parado es la consigna o regla general. Pero el horizonte parece estar más adelante y no aquí cerca. El final de este capítulo próximo puede significar un diputado más o un diputado menos, un concejal más o un concejal menos, que lógicamente pueden establecer cambios en los mapas legislativos, pero no serán de peso suficiente para que las brújulas marquen el verdadero punto cardinal hacia donde se orientará la voluntad popular en aquellos días en que se ponga en juego el poder real.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2023 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 2054 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján