Seguinos en

Locales

Los “pollos” de la discordia

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

El denominado programa de gestión local “Esfuerzos Compartidos” no es un invento mercedino, sino más bien una metodología de trabajo que intenta consolidar otros aspectos de la vida en comunidad. Tal como lo dice su nombre apunta a que los actores intervinientes en un entendimiento pongan la parte que les toca y de esa manera cumplir con un objetivo que se han propuesto. Existen en nuestro país ejemplos varios y la mayoría de ellos con buenos resultados.

Por ejemplo en la ciudad santafesina de Rosario, ante inconvenientes que se habían detectado en veredas de algunas zonas de la esa gran ciudad, planificaron un forma de solución. El municipio rosarino realiza un estudio técnico de materiales y se lo traslada a los vecinos que solicitan la colaboración. Aceptado el presupuesto la comuna aporta la mano de obra a través de cooperativas y arreglan las aceras deterioradas. Una solución integral que además favorece a los transeúntes. Es una manera de generar un círculo virtuoso de vida en comunidad para encontrar salidas a situaciones inconvenientes. En Mercedes con el mismo nombre, hace ya tiempo que ese esquema de trabajo ha sido motorizado.

Es un hecho común que cuando una institución tanto sea deportiva o de otras características, imagina un proyecto, acude a las autoridades municipales para allanar los caminos. Puede ser un viaje, una obra y la adquisición de insumos o materiales. Algunas administraciones han elegido el camino del subsidio. Más corto y más directo. Pero el actual gobierno municipal hace ya tiempo que encontró otro modo de hacer las cosas. Decidió hacer un aporte para que se puedan organizar cenas, eventos, o las tradicionales “polladas”. El desembolso del estado municipal es menor y el resultado económico de la institución es más efectivo. Porque la totalidad de las utilidades del mismo quedan en sus arcas.

Así muchos clubes deportivos, iglesias de diferentes religiones, organizaciones no gubernamentales, entre otras instituciones, encontraron en esa propuesta una satisfactoria forma de avanzar bajo otros “reglamentos de juego”. Algún dirigente trataba de resumir esta forma de hacer las cosas citando ese proverbio que dice, “regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”. Podría ser aplicable… tal vez. Buena parte de esas organizaciones aceptaron el modo y hoy disfrutan de sus beneficios.

Pero pensar que esto puede ser un modo de clientelismo político, de comprar votos con ello, no es más que no entender el concepto, además de poner bajo sospecha a quienes recibieron la ayuda de manera innecesaria. “No somos clientes, somos vecinos”, resumió una de esas entidades que rechazó enfáticamente la interpretación de una concejal y candidata de Juntos por el Cambio. Las unánimes muestras de desaprobación a sus afirmaciones no dejan lugar a dudas que cuanto menos han resultado desafortunadas. Nadie está exento de cometer errores o de interpretaciones erróneas. Pero cuando es así es bueno aceptar la equivocación y en tal caso pedir las disculpas pertinentes.

También puede que quien ha realizado estas expresiones considere que es verdaderamente una manera de clientelismo político aceptado por las partes y en tal caso no es necesario hacer ningún tipo de aclaración puesto que todos tenemos la libertad y el derecho de pensar cómo queremos y de describir situaciones como nos parecen. Pero a la luz de los hechos la modalidad descripta no está circunscripta a tiempos electorales sino a necesidades institucionales que no conocen de agendas políticas. Todos los que tenían que hablar hablaron… Después de todo siempre reconocer un error es el primer paso para encontrar una solución. Pero insisto, para que eso suceda, hay que entender que uno se ha equivocado, situación que nos hace más humanos y más humildes.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2023 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 2054 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján