Seguinos en

Locales

MAGDALENA “MANE” SOUTO: “Mercedes siempre va a ser un poco mi casa”

Hace tres años que se encuentra en Comodoro Rivadavia. Es ingeniera química y trabaja como ingeniera de procesos en YPF para uno de los yacimientos de la zona.

Publicado

El trabajo en YPF
“En realidad el tema del petróleo no es algo que veamos desde el principio- nos comienza a contar Magdalena. En la facultad nos van mechando el tema del petróleo porque es una salida laboral bastante fuerte y en el último año, fui a una jornada que habitualmente realizan desde YPF para tomar nuevos profesionales, y tuve éxito y me llamaron para entrar. Primero nos mandaron a Neuquén y ahí estuvimos 3 meses capacitándonos, y después de eso nos dijeron a dónde nos mandaban a cada uno. En principio no lo sabíamos. Fueron noches intensas hasta que se supo. A mí me tocó acá, en Comodoro. Había viajado por acá de paso con mi familia, pero no tenía un recuerdo nítido de la ciudad.

Como ingeniera estoy siguiendo los procesos que son de deshidratación de crudo y de calidad de agua, es decir, tengo que lograr que con la materia prima lleguemos a los niveles de especificación para la venta. Trabajo optimizando el proceso y viendo todas las variables.

Nosotros usualmente trabajamos en yacimientos, donde yo trabajo es bastante conocido por el tema del parque eólico que está ahí. Tenemos 40 minutos de viaje y nos pasa buscar por nuestras casas una traffic. El año pasado estuvimos haciendo home office desde marzo, incluso antes de que se establezca la cuarentena obligatoria. Así que hace un montón que no vamos. Ya veremos qué pasa en el futuro, porque no sabemos cómo va a ser la nueva normalidad.

Solamente va un grupo muy reducido de personas porque en realidad es que hay un montón de cosas operativas que hay que hacer sí o sí. Sino no se puede. Habitualmente son 8 horas de trabajo, con una hora para comer, más 50 minutos de ida y vuelta de viaje, así que estaba saliendo como a las 7 y media y volviendo a las 6 y media para acá. En invierno ya estaba oscuro a esa hora, porque los días son cortos.

Si bien es una empresa nacional- dice, hay muchos extranjeros. De hecho, entre los que entraron conmigo hay muchos venezolanos y colombianos, también conocí gente de Rusia. Los que he conocido de otras nacionalidades no estudiaron acá, se mudaron directamente por trabajo.

YPF es una empresa que continuamente está rotando gente, entre sus distintos activos. Principalmente te pueden mandar a Neuquén, Mendoza, Buenos Aires; existe alguna chance que te mande a Tierra del Fuego, pero muy poca.
Yo acá estoy con mi novio, Sebastián. Lo conocí cuando entré a YPF. Él es de Mendoza. Él entró por las jornadas de los jóvenes profesionales, en los 3 meses de capacitación, y por las chances de la vida nos mandaron a los dos a Comodoro.

La empresa da una compensación anual por traslado, el cálculo tiene que ver con los alquileres de la zona que te mandaron. Por lo que estamos viviendo en un muy lindo departamento, frente al mar, con una vista preciosa -dice.

Los hobbies
“Una de las cosas que me encanta es la fotografía. Aunque, últimamente, la tengo un poco abandonada, pero de vez en cuando agarro la cámara. Me gusta mucho, cuando tengo tiempo y puedo realizar algún viajecito y tomarme algunos días por la zona, por ejemplo a Esquel y a otros lugares que están por acá cerca, me encanta sacar fotos ya que se ven fuentes de agua, mar, lago, etc., hay un potencial de fotos increíble, ni hablar de la cordillera que los paisajes son una maravilla.

Cuando era adolescente, hice un curso en la Biblioteca Sarmiento de Mercedes con Daniel Zunino, y la verdad que me aportó muchísimo. Aprendí un montón de cosas en lo que es configuración de la cámara, y también cosas de trasfondo que me han ayudado a sacar mejores fotos. Cuando uno tiene una cámara que es relativamente buena puede poner en automático y sacar fotos muy lindas, pero cuando podes configurar cosas, podes hacer fotos más artísticas, con otros recursos.

Por supuesto, otra actividad que me gusta mucho es el deporte. De hecho, en Mercedes hacía hockey en el Club Ateneo y también un poco de Vóley. Cuando me fui a estudiar a Capital pasé a lo que es el running, pero acá se me complicó un poco: quería seguir con el running pero hay que aclimatarse porque hay mucho viento y frío y cuesta salir.

También me encanta cocinar- nos cuenta y el año pasado, durante el aislamiento estuve a full con la masa madre. Creo que hay mucha gente que arrancó en la cuarentena con la masa madre, nosotros hicimos más cosas saladas. No somos tan fans de lo dulce”.

Los afectos
“Los afectos, la familia siempre se extraña-confiesa. Yo fui al Colegio Parroquial y me llevé un grupo de amigas del colegio que mantengo hasta hoy. Hacemos video llamada siempre con las chicas. Durante la cuarentena hubo muchas comunicaciones por video llamadas, e incluso hasta con mi familia. Siempre fuimos re familieros, de juntarnos mucho con los primos, tíos y es lo que más se extraña.

Al principio me la pasé yendo a Mercedes cada 2 o 3 meses, cuando viajaba. Ahora es la primera vez que paso tanto tiempo sin volver. Me encanta ir y disfrutar de la familia y las amistades que han quedado por ahí.

Mercedes siempre va a ser un poco mi casa, pese a que me vaya donde sea. Así que siempre feliz cuando puedo volver y cuando puedo acercarme a las personas que están ahí que las quiero tanto”-concluye.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1356 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján