Seguinos en

Locales

Vacunas 0 km

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

“Tenemos que intentar todas las acciones que se nos ocurran para que más y más bonaerenses se puedan vacunar”, dijo en algunas de sus múltiples declaraciones el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Algunos jefes comunales siguieron el hilo de sus expresiones e intentaron algunas de ellas. Hasta entonces se habían aplicado en algunas provincias medidas “importadas”, como por ejemplo lo que hemos visto en Estados Unidos, donde se ofrecían obsequios a quienes acrediten que se habían vacunado. Una cerveza gratis para quien haya decidido inmunizarse contra el Covid. En Tucumán y en San Juan buscaron mediante estrategias similares alentar a los jóvenes a que se apliquen las vacunas, aunque se desconocen cuáles han sido los resultados de las citadas acciones.

Vacunarse debería ser al fin y al cabo un acto de conciencia ciudadana, no solo para protegernos contra un virus que ha hecho estragos en el mundo, sino también para conseguir el objetivo que se persigue que es la inmunidad de rebaño. Según expresan los entendidos en materia sanitaria, cuanto mayor sea el número de personas vacunadas más cerca estaremos de regresar a aquellos días previos a marzo del año 2020. Sin embargo como han dicho otros funcionarios no debe descartarse ninguna estrategia para seducir a quienes muestren desinterés por la vacunación.

Volviendo a la provincia de Buenos Aires, el caso más emblemático es el del municipio de Monte Hermoso. Un distrito de poco más de 6 mil habitantes, situada en la costa del atlántico, que no solo aspira a sumar nuevos vecinos al plan vacunatorio, sino mostrar que es un municipio protegido, con un alto de grado de inmunización entre sus pobladores. Pues esta localidad es además un destino turístico y buena parte de su vida comercial y su economía, depende de quienes la elijan como lugar para vacacionar.

Las autoridades de esa comuna decidieron entonces realizar un sorteo a modo de incentivar a sus vecinos para que se vacunen. Todos los que hayan cumplido con esta decisión voluntaria participarían entonces de la posibilidad de quedarse con un automóvil cuyo valor de mercado oscila los dos millones de pesos. Parece una suma importante, que de hecho lo es, pero no sería tan trascendente en términos de ingresos para un fin de semana de temporada turística. Mucho menos si entre las decisiones políticas aparece la idea de posicionar a través de una estrategia publicitaria nacional el destino costero. Pues esa movida le ha significado una tremenda difusión que no ha tenido costos extras. Así Monte Hermoso fue consiguiendo lo que seguramente buscaba.

El número de inscriptos para vacunarse se incrementó considerablemente. Un alto porcentaje de su población decidió sumarse a esta inmunización, sea por la convicción de pensar en términos de sanidad o simplemente por intentar ser el feliz ganador del vehículo que estaba en juego. De una u otra manera la idea de los responsables de la gestión comunal estaba marcando un éxito en lo planificado, esencialmente porque llegaron a alrededor de 6 mil personas vacunadas sobre un universo aproximado de 6500. Y finalmente el día 9 de agosto llegó el sorteo que todo el pueblo estaba esperando con ansiedad, mucha más que cuando esperaban que les llegue el turno de la vacuna. Hubo una ganadora que le sumó valor agregado a la historia del distrito. Lo ganó una vecina que estaba sin trabajo.

El Intendente Enrique Dichiara hizo punta en una estrategia que probablemente pueda cosechar críticas, pero a fin de cuentas ha tenido más aspectos positivos que cuestiones reprochables. Porque consiguió que más vecinos se vacunen, porque logró que Monte Hermoso aparezca en el radar y porque además la historia, como en los cuentos infantiles, tuvo un final feliz.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2023 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 2060 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján