Seguinos en

Locales

JOSÉ MARÍA “PERA” COMALINI: “Extraño el calor de la gente”

Es profesor de Educación Física y un apasionado del deporte en general. En el 2019 viajó a España tras el sueño de perfeccionarse y vivir del futbol. Reside en Badalona, cerca de Barcelona. Trabaja con niños en el fútbol base y guía entrenamientos personalizados.

Publicado

Viaje a lo desconocido
“Yo me vine con un amigo también de la ciudad de Mercedes, Nico Geracitano, que es profe como yo, y siempre encaramos proyectos juntos- nos empieza a contar el Pera. Vinimos porque estábamos en Bolivia. Nos gusta viajar, cuando teníamos tiempo libre agarrábamos la mochila, y estábamos medio vacíos con los objetivos, y un poco cansados de la monotonía también, y dijimos vamos a cambiar o buscar nuevos horizontes, a ver si uno está preparado en la vida. Y nos vinimos a estudiar, sacamos pasaje a Madrid, y empezamos de corajudos. No nos atendían en la academia de Madrid ni de Valencia, y nos atendieron en Barcelona, precisamente en Badalona, a las afueras de Barcelona, y aquí estamos a cuatro calles del mar, en una ciudad hermosa, tranquila, a comparación de Barcelona, que es más como la capital.

Nos vinimos con Nico, a lo desconocido, sacamos el visado de estudio, y comenzamos a estudiar el curso de entrenador de fútbol, luego conocimos a varias personas, empezamos trabajando en hostelería, porque al llegar no conocíamos a nadie, fue un verdadero viaje a lo desconocido y había que rebuscársela con lo que uno pudiera, con el objetivo de trabajar del fútbol y con el objetivo de vivir de eso en el futuro.

Vivir del fútbol
“Al poco tiempo- cuenta, hicimos contactos en la vida diaria, y conseguimos dos buenos clubes para trabar. Yo estoy en Fútbol Base, trabajando con niños de 4 años, Categoría Pre-Benjamín, niños con mucha calidad, que juegan dos categorías más arriba. Tenían 7 años y jugaban contra chicos de 8, 9 o 10 años. Nico está en San Gabriel, es un club exclusivamente de Fútbol Base.

Después trabajé con preparación física en Fútbol 11 en un infantil, categoría Cadete y Juvenil (el pasaje entre 5ta división y Reserva) como aquí no hay reserva, Juvenil abarca 16, 17 y 18 años. Durante el año pasado seguimos en el mismo club, con buenos objetivos: ahora el club está peleando el ascenso para llegar al grupo de Segunda B, que son los que pueden llegar a Segunda A. El Club se llama Centre d’Esports L’Hospitalet.

Tuve la suerte, durante el 2020 de trabajar para la Tecnificación de Jordi Alba, (jugador del Barcelona) pero justo pasó lo del Covid, cuando estaba teniendo más horas… y bueno, lamentablemente es lo que nos tocó.

De todas maneras opciones y chances para vivir del fútbol hay muchas. Uno está acá hace dos años, y justo a mitad de temporada nos agarró el tema del Coronavirus. Durante la pandemia fue difícil, uno quiere estar cerca de los amigos y de la familia y en Mercedes, por ejemplo, yo tenía mi rutina y podía manejar los tiempos con los ojos cerrados, en cambio, acá como es una ciudad grande, adaptarse, implicaba muchas cosas. Uno después extraña, como extraña el calor de la gente. Acá la gente es un poco más fría. Pero me encontré con personas súper amables, preocupadas por uno.

La idea es seguir creciendo acá con el fútbol, y después uno verá para dónde sale o qué es lo que hace”-concluye.

A full en Mercedes
“La verdad que no nos fuimos porque nos faltara el trabajo- dice. Antes estaba en Mercedes, trabajando a full. Yo trabajaba en el Club Mercedes, llevaba 11 años ahí, trabajaba con niños de 3 a 17 años, y el último tiempo estaba trabajando en los jardines maternales municipales. Recuerdo a las chicas del municipal Nº 3, todas unas genias, también trabajé en el municipal Nº 1, una experiencia enorme. También estuve trabajando para la Dirección de Deportes de la Municipalidad, cuando estaba el profesor Julio Cámpora, cuando estaba Selva de Intendente, y seguí trabajando, por supuesto, cuando cambió el gobierno.

Además trabajé en el Gimnasio Cita y en el Gimnasio Sport Gym de Jaquelina Mosca, una genia que me abrió las puertas, me dio la oportunidad, y ahí trabajaba con Pilates, Funcional y lo que es la musculación. Siempre encarando lo que es la preparación física.

Luego también en el Colegio Santa María, me llevé una experiencia hermosa. Ya también trabajé con Lucio Reggi, un chico que tenía autismo y yo también lo llevé de los 8 años a los 14. Le mando un beso a la familia Reggi Escobar, unos genios. Descubrir lo que es trabajar con niños con discapacidad es un antes y un después, porque uno ve cosas en la vida que no las veía antes y también ese ida y vuelta, porque no es que uno se para al frente de una clase y lo que dice es lo que vale, sino lo que puede aprender del alumno. Me llevé una experiencia de vida y de trabajo.
Trabajé con las colonias, en el Club Mercedes, y en la Liga de Padres de Familia, en el turno tarde, el “Hakuna Matata”, con Santiago Bistuer y Sofía Rivarola, también unos genios. Y hace dos años, en el Sindicato de la Carne, con un amigo del profesorado, Juani Ascenso, teníamos el “Trencito de Colores”, una propuesta hermosa que hicimos, y con Nico Geracitano teníamos animación de cumpleaños con orientación deportiva, que todavía sigue funcionando. Ahora quedó como encargado Andrés Riquelme, un profesor con un empuje y una motivación terrible”.

Siempre estudiar
“Nosotros vinimos explícitamente a dedicarnos al fútbol, así que durante la cuarentena estuvimos estudiando a full, nos levantábamos a las 10 am, y nos acostábamos a las 5 am, porque la verdad que lo que se dio en el curso era bastante intenso, y también nos obligaba a que demos todo para hacer cada trabajo, porque este tipo de cursos tienen nivel universitario. De acuerdo a qué cursos hagas, es lo que podes estudiar. En nuestro caso, una vez que terminemos los tres niveles, que sería un curso de grado superior, podemos estudiar para fisioterapeutas, nutrición o ciencias del deporte. Este curso de entrenador de fútbol te motiva a seguir adelante, y si uno quiere seguir estudiando te lo permite.

Gracias a Dios hice buenos contactos, estoy trabajando de segundo entrenador y preparación física con un ex jugador profesional, con un chico que jugó en varios lados de Europa, y también compartió el Barcelona con Leo Messi, y uno cuando se encuentra con este tipo de personas, también te da a seguir motivado o creciendo y trabajando, entonces bueno, también depende de los contactos.

Lo bueno es que me tocó integrar un cuerpo técnico donde no era ninguno de España, sino de Pakistán, el entrenador era un italiano, el ayudante era un chico de Rumania y yo argentino… (risas)

El Pera
“Desde los 7 años que me dicen “Pera”- recuerda, pero acá los niños a los que entreno, me dicen “Jose” o “Profe” o “Profe Pera”. Yo les digo cómo me pueden llamar y ellos después eligen. Acá me dicen Jose (sin acento) en vez de José. Quedó “Profe Pera y listo (risas).

“También vengo del periodismo deportivo-cuenta, pero me había saturado trabajar en oficina. Yo trabajaba en diarios y en radios. Y el periodismo deportivo me brindó unas herramientas espectaculares ya sea perder la vergüenza frente a un grupo. De radio siempre fui apasionado, antes de venir para acá, allá en Mercedes, un amigo tenía en FM Vida un programa de rock, se llamaba “Algo distinto”, y cuando terminaba mi día, de entrenar, iba un rato ahí, que la radio me despierta mucha pasión, porque es un espacio muy bueno en el cual uno interactúa con la gente, la acompaña y escucha”.

Los afectos
“Quiero agradecerte a vos, por brindar este espacio, está bueno contar lo que uno hace. Saludos a todos los que me conocen. Uno siempre tiene recuerdos de todas las personas, y con los amigos siempre hablamos gracias al whatsapp y las tecnologías que nos facilitan eso, y siempre estamos en contacto diario. Se extraña mucho el asado, porque acá los cortes de carne son muy diferentes, por más que te digan “carne argentina”, el corte no es el mismo.

Saludos a mis familiares, a la gente del club, a la de los trabajos, a la gente de la muni, del colegio, del gimnasio, a todos. Siempre tengo un buen recuerdo, y también uno se proyecta y se mezcla entre las ganas de viajar, de aprender y de vivir esta experiencia. Uno no sabe el futuro donde lo puede llegar a dejar. Pero nada, un saludo grande y cuando estemos de visita de nuevo por allá, siempre está bueno juntarse y compartir momentos, con los amigos de fútbol, de la vida, del colegio que se los extraña a todos, pero a veces uno tiene una motivación interna que lo lleva a hacer estas cosas. Un saludo para todos, se los extraña en el día a día, en cada trabajo uno se brinda al 100, si no era para cebar mate, sino para un acto, o lo que sea, uno siempre estaba porque la verdad que está bueno participar, ayudar o hacer un pequeño acto para simplificarle o alegrarle la vida a otros, eso a uno lo mueve”-concluye.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1056 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján