Seguinos en

Nacionales

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena en el AMBA

«Estamos una vez más para analizar cómo evolucionamos con esta pandemia que está lastimando mucho al mundo y también a la Argentina y para transmitirles nuestras ideas de cómo seguir.»

La Verdad Mercedes

Publicado

Comenzó diciendo que «…Sabemos que en el continente Latinoamericano, en América en general, es en este momento el epicentro del virus y sabemos que en nuestra querida Argentina estamos atravesando un momento creciente de circulación del virus. Todos tenemos la impresión que se concentra en el AMBA y eso es en gran medida cierto, porque allí más del 90% de los casos están ocurriendo, pero eso es tan cierto como que el problema ha empezado a irradiar a otros lugares: al sur de Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba. Estamos viendo también que han empezado a manifestarse focos en otros lugares del interior del país. Hablamos la última vez que nos vimos de provincia como Jujuy, Chaco, Río Negro, hoy en día al problema se suman otros lugares. Entonces tenemos que llamar la atención de lo que nos está pasando porque estamos enfrentando a un enemigo invisible y el mundo no ha encontrado las armas adecuadas para combatirlo.»

«Hasta el día de hoy no ha encontrado una vacuna ni el medicamento que permita sobrellevar la enfermedad y curarla. Más allá de lo que muchos piensan, cualquiera que se enferme padece. El asintomático tiene que padecer días de cuarentena, y el que tiene síntomas y termina internado, las experiencias que uno escucha no son fáciles, no es un a gripe más. Y aquel que necesita mayores cuidados, todo indica que necesita alrededor de 25 días para poder salir de la terapia intensiva. No estamos ante una gripe más. Tenemos una enfermedad que no conocemos cómo prevenirla y no sabemos cómo curarla. La única solución que encontramos es cuidarnos nosotros. Como muchas veces he repetido siguiendo una enseñanza del Dr. Cahn, el virus no nos busca, nosotros vamos a buscarlo. Es ese el mayor problema que hoy tenemos, la circulación nuestra. La circulación se ha convertido en el mayor enemigo para poder superar esta situación de pandemia porque sentimos que el problema se acota y cuando sentimos que se acota nos relajamos, y cuando nos relajamos nos exponemos al peor riesgo.»

«Está claro que nos relajamos porque llevamos muchos días cuidándonos en nuestras casas, y tengo claro que eso genera estrés, enojo, desánimo, y además la preocupación de la incertidumbre a la que la pandemia nos condena. Nadie en el mundo sabe cuándo va a terminar esto. Revisen lo que pasa en Europa, en otros lugares del mundo. Lo que está pasando es que lo que están teniendo es una segunda ola del virus y cuando todo parece superado el problema vuelve a empezar. No tenemos más solución, no puedo recomendarles otra solución que cuidarse. Por eso estamos aquí junto al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, , este es el epicentro del problema, para contarles cómo vamos a seguir.»

Provincia NET
Provincia NET

«Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están hoy. Pero les digo: en los últimos días se nota que el virus está circulando más y se detecta una mayor cantidad de contagios y todo esto ocurre y consecuentemente genera internaciones y lamentablemente fallecimientos. Cada vez que hablo de los fallecimientos le dedico un recuerdo y mi afecto a los que han perdido seres queridos en este tiempo.
¿Qué nos está pasando? Que como estamos mirando números y números empezamos a normalizar los números y estamos descuidando que detrás de cada número hay una vida, una persona que se ha enfermado o que se ha ido. Cada número tiene nombre y apellido, tiene un rostro, y por lo tanto quiero llamarlos a la reflexión porque es mucho más que un número a lo que los estoy convocando. No los estoy convocando a corregir una estadística, los estoy convocando a cuidar nuestra vida y la de los otros, los estoy convocando a no contagiarse y a no contagiar. Y los estoy convocando otra vez más a que lo hagamos por decisión propia.»

«Yo sé que para muchos es complejo todo este tiempo que ha pasado, pero también sé que nadie me trae una solución mejor. Que no estamos discutiendo cuán libres somos o cuán presos quedamos de la pandemia, estamos discutiendo del único modo que tenemos para combatir este problema. Miremos un poco en nuestras placas qué es lo que nos ha pasado en estos últimos 15 días, y sigamos la misma lógica que siempre seguimos, para tener aliento en que todo lo que hemos hecho no es que no tiene sentido. Hemos hecho muchísimo y si estamos discutiendo lo que estamos discutiendo es por todo el esfuerzo y trabajo que hicimos. Si en la Provincia de Buenos Aires no hubiéramos duplicado la cantidad de camas de terapia hoy la Provincia de Buenos Aires estaría estallada sin poder dar respuesta sanitaria a sus habitantes o a mucha gente de la Ciudad de Buenos Aires, muchos abuelos, afiliados del Pami que están siendo atendidos hoy en la Provincia de Buenos Aires.»

«Acá tenemos cómo ha evolucionado y cómo estamos hoy en relación a otros países del continente en relación a la cantidad de personas cada 100 mil habitantes que se han contagiado. Como ven seguimos bien, estamos dominando la situación. Si miramos la tasa de mortalidad, esto quiere decir, cuánta gente se ha muerto por cada millón de habitantes, seguimos estando en una situación de privilegio. Esto es posible porque el sistema de salud está funcionando, porque da respuesta y porque definitivamente la Argentina se ha preparado para poder afrontar este tiempo.»

«Ahora déjenme mostrarles algunas cosas que ya son curvas más movedizas. Esta es la tasa de incidencia, la cantidad de personas que se contagiaron cada 100 mil habitantes. Acá tienen el crecimiento de todos los paises, Chile Perú, Brasil, Bolivia. Argentina sigue todavía conteniendo la cantidad de contagios pero está aumentando, y eso es a juicio de todos a los que he consultado, el resultado de que ha habido cierto relajamiento, más circulación y ha circulado más el virus y han aumentado los contagios
La tasa de mortalidad nos está pasando un poco lo mismo: si suben los contagios es razonable pensar que la tasa de mortalidad también crezca, si la tasa de mortalidad no crece a la velocidad de los contagios es porque el sistema de salud está respondiendo. Y El sistema está respondiendo por el tiempo de cuarentena inicial que hicimos y porque aprovechamos ese tiempo en dotar a todos los lugares del país, en especial CABA y PBA de camas para poder atender a toda esa gente. Acuérdense cuando discutimos si íbamos a tener barbijos, respiradores. Hoy eso no está faltando y el que lo necesita lo tiene.»

«Si uds miran, fíjense cómo el país hoy está mucho más colorido que la última vez que hablamos, y fíjense cómo el sur de Santa Fe, el Este de Córdoba, la zona de Paraná, empieza a ser afectada por la irradiación de Buenos Aires. ¿Esto cómo se explica? Lo podemos ver en varios lugares, en Mendoza en Córdoba. Esta es la conformación del país que nos dimos, un país que concentra mucho en el puerto de Buenos Aires, entonces todo el país vienen en búsqueda de insumos, productos, bienes al AMBA y se llevan lo que querían comprar y con ello se llevan el virus. Así empiezan los contagios en todos estos lugares. Revisemos la tasa de incidencia en los distintos lugares del país. Claramente la CABA está ocupando el primer lugar. El área metropolitana de Buenos Aires, el GBA está bastante más abajo en la tasa de incidencia. Recuerden que se calcula cuantos contagiados cada 100 mil habitantes. Quiero darles un dato a los porteños: si uno toma la cantidad de contagios que ha tenido CABA, ha habido alrededor de 5 contagios por cada manzana de Buenos Aires , tengan en cuenta este dato para que se den cuenta de cómo está circulando el virus y entiendan lo riesgoso que significa circular hoy en dia. Ténganlo en cuenta todos, no hice exactamente esa cuenta en el GBA, claramente es distinto el número. El GBA tiene muchas más gente y debe tener muchas más manzanas, pero hice este cálculo en mi ciudad, y no es un dato menor, es un dato para que todos entendamos. El Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hace un enorme esfuerzo para que la ciudad recupere su actividad habitual, pero ese esfuerzo nos obliga a tener mucha responsabilidad, y volver a la actividad habitual, no es la habitualidad que conocimos, es otra. Es una habitualidad que nos obliga a preservarnos permanentemente del riesgo de poder contagiar. Si uno mira la tasa de mortalidad obviamente la CABA que es la que más contagios tiene, tiene la tasa de mortalidad más alta y después siguen el AMBA, GBA, Chaco , toda la provincia, el resto de buenos aires, Río Negro. Doy estos datos para que este es el promedio del país, 76 muertos por cada millón de habitantes.»

«Ahora les voy a mostrar cómo han evolucionado los contagios en muchas provincias. La línea azul, que es la más alta es el Chaco. La línea colorada es Río Negro. Pero déjenme detiene en la línea amarilla que es Córdoba. Miren el pico de contagios de Córdoba. Miren Jujuy lo que ha pasado. Después tenemos Santa Fe, que evidencia también un crecimiento, yo creo que tiene que ver con esa irradiación que sacamos del AMBA hacia el sur de Santa Fe . Miren Mendoza. Yo quiero llamar la atención a todos ya todas porque más allá de que se enojen y me cuestionen porque planteó que lo único que no se preserva es quedarnos en casa, solo les estoy diciendo la verdad. Yo detesto decirles esto porque quisiera que la Argentina funcione en plena normalidad y podamos ir a trabajar, disfrutar, que funcionen los espectáculos, los restaurantes, pero esto es lo que nos está pasando y es producto de nuestra circulación.»

«Quiero mostrarles cómo cambian las cosas según cada momento y he elegido tres provincias: Esto fue el aislamiento obligatorio. Fijense semana por semana cuántos eran los casos y fíjense cuando se puso el distanciamiento cómo crecieron los casos. Nosotros con lo que llamamos cuarentena pudimos contener casos y con el distanciamiento social lo único que hacemos es crecer en casos. Este es el caso de Santa Fe, salí de las dos jurisdicciones que siempre hablamos que son Buenos aires y la ciudad para que entiendan que este problema no solo ocurre acá. Miren lo que pasa en Córdoba. Mientras hubo cuarentena y miren lo que pasó cuando se liberó. Miren lo que pasó en Mendoza mientras hubo cuarentena y cuando se liberó
Yo estoy seguro que en el ánimo de todos los gobernadores siempre ha anidado el deseo de confiar en la responsabilidad social, en el cuidado no solo de nosotros sino del otro porque recuerden que los asintomáticos pueden contagiar sin saberlo.»

«Muestro estos datos duros para que entendamos que esto de quitar la restricción de quedarnos en casa tiene estos costos si no somos responsables. Estos son los costos que pagamos si no somos responsables.
Si uno mira la cantidad de casos, porque con este tema también hay mucha confusión: yo quiero explicarles a todos que nosotros vamos anunciando los casos a medida que los vamos conociendo. Ayer por ejemplo informamos más de 100 casos, pero eso no quiere decir que ayer murieron más de 100 personas, eso quiere decir que nos enteramos que había casos de fallecidos y cuando los conocemos los informamos. La realidad es que tenemos hoy en día un promedio cercano a los 80 fallecidos diarios. Esta baja relativi cenla porque puede ser también que todavía haya casos que no conocemos y la información no nos ha llegado. Lo que sí tengo claro, que 80 casos por día es un tema preocupante. Y si uno mira lo que ha pasado con la letalidad, esta cura es la cantidad de personas contagiadas que han fallecido, uno ve una clara baja y un a curva que tiende a estabilizarse con una tasa del 1,8 más o menos de letalidad.»

«Déjenme hacer una reflexión: en mayo la cantidad de muertos eran 375. En junio fue 700 la cantidad de personas fallecidas. 24 días después fueron 1500 y 24 días después fueron 3000. eSo quiere decir que cada 24 días hasta aquí hemos duplicado la cantidad de fallecimientos. Yo les digo esto porque no quiero que se muera más gente. Esto no es una estadística para mí, es gente que pierde la vida. Y para que esto no pase tenemos que evitar que nos contagiemos. Y para no contagiarse necesitamos preservarnos, cuidarnos. Estos son datos duros y es muy posible que esta tasa de letalidad crezca. Y lejos estoy de tranquilizarme con ese dato.»

«Yo les dije al comienzo: todavía en el total del país tenemos 55% de camas ocupadas, 44% de camas disponibles. Si uno mira en el AMBA estamos todavía preparados, la CABA tiene 68% mÁs o menos de camas ocupadas en el ba el 62%. Esto quiere decir, estamos soportando la atención sanitaria de modo adecuado. Lo estamos haciendo, pero lo que tenemos que hacer es parar el crecimiento de la infección. Y para para el crecimiento de la infección si no hay cuarentena depende de la responsabilidad de cada uno de nosotros. No hay otra posibilidad. No hay otro modo.»

«Yo les pido que con todo esto que les he dicho trabajemos esta última parte. Démonos cuenta que este problema no depende ni de un presidente, ni de un gobernador ni de un jefe de gobierno: depende de la decisión social de unir esfuerzos para parar este tema. El gran problema que hemos tenido en los últimos 15 días es que todos nos relajamos. Todos sentimos que la cosa estaba contenida, y no está contenida.
Quiero hablarle a los que más quiero qué son los jóvenes. Quiero hablarles desde el alma, desde el corazón. Todos fuimos jóvenes y todavía muchos queremos seguir manteniendo el alma joven. Todos sabemos que en juventud es muy importante el encuentro con los amigos, estar cerca de los afectos, compartir, disfrutar, yo extraño los recitales tanto como ustedes, extraño que vuelva el fútbol tanto como el mayor hincha, extraño tocar la guitarr con mis amigos como nadie, pero no podemos hacerlo. Porque además los jóvenes piensan que son inmunes a esta enfermedad y es verdad. Las estadísticas dicen que son los que mejor sobrellevan la enfermedad, pero los jóvenes contagian. Y cuando contagian a un adulto esa enfermedad que parece ser más piadosa con el joven, es impiadosa con los adultos mayores. Entonces chicos, chicas, chicas, les pido por favor hagamos ese esfuerzo. Es una zoncera reunirnos en fiestas electrónicas, cerradas, clandestinas, a escondidas. No se dan cuenta muchos el riesgo al que se exponen y el riesgo que corren. Yo les pido por favor. Y lo mismo le pido a cada uno de nosotros. Todos extrañamos el encuentro con la familia de los domingos, el asado con los amigos, jugar el picadito. Pero no podemos. Porque cada uno de esos encuentros es un riesgo enorme al que nos sometemos y al que sometemos al otro. Que en verdad estemos un poco cansado s con todo esto y preocupados porque no vemos el horizonte es razonable.. Estamos en una pandemia. Lo que les está pasando es lo que razonablemente le pasa a un ser humano que está viviendo lo que estamos viviendo todos. Les pido por favor que nos ayuden, porque la picardía de una fiesta puede ser un dolor de cabeza para muchos. Les pido que nos ayuden y acompañen porque los necesitamos hoy más que nunca.»

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 826 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján