Seguinos en

Locales

Cabezas, Memoria Presente

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

Hace 24 años, casi un cuarto de siglo, la Argentina y el Mundo se vieron conmovidos por el horrendo crimen sufrido por el reportero gráfico José Luis Cabezas. Cada 25 de enero es necesario recordar aquel suceso y a este trabajador de prensa que muchos jóvenes y adolescentes no conocieron ni tampoco saben demasiado de su caso. José Luis fue un hombre al que mataron por hacer su trabajo. La oscura trama de tan aberrante hecho dejó en claro que no existían mayores motivos para borrar de la faz de la tierra a alguien que tenía como “arma” una cámara de fotos. Cabezas logró algo que para los poderosos no estaba permitido y fue visibilizar el rostro del poder. Le tomó una foto al empresario Alfredo Yabrán, un hombre que gracias a sus vinculaciones políticas en la década menemista construyó un imperio de empresas telepostales y de interpósitos bancarios.

Su primera fotografía se asemejó al certificado de defunción del reportero gráfico a quien golpearon, maniataron, balearon y quemaron en una cava ubicada en las cercanías de la costa atlántica argentina durante el verano de 1997. Las investigaciones apuntaron al entorno del empresario en cuestión, señalado como autor intelectual del hecho que tuvo como partícipes a delincuentes e integrantes de la fuerza policial bonaerense. El proceso judicial tuvo sus bemoles y supuestamente Yabrán, cuando estaba cercado por el Poder Judicial, terminó con su vida suicidándose. No es un dato menor, que esta Argentina que tanto se abraza a las leyendas urbanas, siempre se dijo que Alfredo Yabrán no estaba muerto y que su desaparición había sido una puesta en escena. Como otras tantas leyendas, esto nunca quedó demostrado.

José Luis Cabezas tenía 35 años, era padre de familia, tenía esposa, hermana, madre y amigos. No era un poderoso ni un héroe, tan solo un fotógrafo periodístico, un trabajador, que enfrentó al poder con una “lente” y pagó un precio demasiado caro por hacerlo. Cada 25 de enero es necesario recordarlo. La memoria es uno de los importantes pilares de nuestra Democracia. Es cierto que cada año que pasa ese recuerdo se debilita, pero está en nosotros, quienes vivimos y clamamos justicia por semejante barbarie, no permitir que pase desapercibido. Porque José Luis Cabezas nos dejó varios legados. El primero es este al que hacíamos referencia: Memoria. Pero también la búsqueda de la verdad y la Justicia hacia quienes idearon semejante atrocidad y para quienes fueron la mano ejecutora del asesinato.

Otro mensaje claro es el de repudiar que el poder es “intocable” y que en un estado de derecho puede manejarse con impunidad y manejándose a su antojo. Y un párrafo aparte que me parece oportuno mencionar y recordar, es lo que generó en la prensa local. Los trabajadores de los medios de comunicación de la ciudad tuvimos puntos de coincidencia que parecían ser el comienzo de algo promisorio. Porque no solo se trataba del reclamo de Justicia por José Luis, sino también empezar a darle más visibilidad a necesidades propias de la labor, a luchar contra injusticias que aún persisten en las relaciones laborales y a considerar que la unidad de concepciones podía ser el camino que nos condujera a una actividad profesional menos injusta. Sigue siendo una asignatura pendiente.

Bien vale en esta fecha tan especial renovar esas intenciones en momentos donde la actividad es más prolífera que hace veinte años atrás. Estamos ante un nuevo 25 de enero, estamos ante un nuevo aniversario del crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas. Su crimen nos interpela cada año: A no olvidar, a seguir creyendo que como sociedad debemos seguir poniendo en el primer plano de la escena aquello que nos repugna, y que estamos dispuestos a defender los intereses colectivos para que ningún otro trabajador argentino sufra el atropello de los poderosos a quienes no solo debe condenar la Justicia. José Luis Cabezas, Presente, ahora y siempre…

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1060 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján