Seguinos en

Locales

Los matices de la interna Radical

Por Walter Anido (Especial para La Verdad Mercedes)

Publicado

Las elecciones internas de los partidos políticos son un sano ejercicio que reafirma la vocación democrática que tiene la Argentina desde hace décadas. Afortunadamente. Hace horas nada más, uno de ellos, de los más importantes que tiene nuestro país, convocó a elecciones internas para definir sus autoridades en territorio bonaerense y en la ciudad de Buenos Aires, como poco antes lo había hecho en Córdoba. Hubo un resultado al final de la jornada, pero a 24 horas del cierre se sigue discutiendo.

Provincia NET
Provincia NET

Para la UCR hay muchos aspectos que parecen alentadores. El primero de ellos es que en tiempos de pandemia, de desinterés de las comunidades en su dirigencia políticas y hasta en muchos casos, sin disputas vernáculas por el timón de los comités, la participación fue de aceptable a buena. No nos andaremos llevando por los porcentajes de los padrones, pues fue el porcentaje esperado y en más de un distrito mostraron varios problemas. De hecho en Mercedes hasta algunos integrantes de lista ni siquiera figuraban. Una anécdota que deberá resolver la UCR y que no opaca el mérito al que hacemos referencia.

En todo el territorio bonaerense fueron más de 110 mil personas las que dijeron presente. Podemos tener en cuenta para el interior que en algunas regiones, los días precedentes fueron de lluvia y para los sectores rurales se complicaba cualquier movimiento. Es decir, hubo una importante movilización de afiliados. Este aspecto se anota en el Haber. El otro detalle que no es menor es que muchos dirigentes con aspiraciones futuras recorrieron buena parte de la provincia. Algunos distritos destacaron que finalmente pudieron tener cerca a sus conductores o a quienes pretendían hacerlo. Es una forma que aquellos hombres de la política con más peso puedan conocer las realidades de zonas de la provincia que necesitan de ese respaldo para su fortalecimiento. Aquí se puede plantear una duda para quien escribe respecto de donde anotar esta cuestión. Para las dirigencias locales podríamos ponerla también en el Haber, aunque para los hombres encumbrados de la política partidaria tal vez quedaría mejor en el Debe, puesto que en definitiva movieron sus esqueletos en función de una contienda electoral. Queda claro que no es solo algo que le pasa al radicalismo nomas.

Pero ahora entremos en lo que dejó la elección. ¿Cómo sale el radicalismo de esta compulsa? ¿Unido o dividido casi en partes iguales? Veamos. La disputa del Comité Provincia se produjo por un descontento de ciertos sectores con relación a ese modo de conducción que se ha venido sosteniendo durante los últimos cinco años. El tándem Posse – Lousteau fue extremadamente duro con el oficialismo radical que se puede resumir en términos dirigenciales en la figura del ex Vicegobernador Daniel Salvador. Durante toda la campaña el Intendente de San Isidro, que volvió a las huestes correligionarias después de pasos por otros corrales, acusó a los que pretendían ratificar un rumbo, de servilistas, de disfrazarse, de conformarse con cargos, de haberse quedado en un estado de confort del cual no estaban dispuestos a salir.

Desde el comité, con Maximiliano Abad ahora como figura principal (jefe de los diputados provinciales de Juntos por el Cambio), expresaban que con la integración de la coalición primero llamada Cambiemos, habían conseguido recuperar la vocación de poder de la UCR, accediendo a bancas en las legislaturas, a Intendencias y a la mayoría de los concejos deliberantes. Dos posiciones antagónicas que llevaron a los dirigentes distritales y seccionales a elegir la vereda en que iban a pararse. En Mercedes no se notó demasiado porque casi no hubo dos veredas. Porque una cosa es la Unidad y otra una lista Única.

Por caso, la unidad hubiese significado que ambas corrientes provinciales se resuman en una sola lista. Y si bien solo se encontraba una, la misma estaba adherida a la lista de Protagonismo Radical y no a la de Adelante Buenos Aires. Claramente no hubo internas, pero se pareció bastante más a una lista única que a otra cosa. Está demás decir que la apuesta de las nuevas autoridades del comité fue un pleno a la figura de Posse. Ahora el resultado provincial… Casi mitad y mitad. Podríamos hacer una lectura de esos números diciendo que un amplio sector del radicalismo bonaerense le bajó el pulgar al papel que cumplió la conducción partidaria durante todo este tiempo, pero otro, un poco mayor al anterior, manifestó que el rumbo o sendero que se estaba transitando era el más apropiado.

No debe asustar a nadie que después de una interna haya vencedores y vencidos, y por supuesto heridos. Suele suceder la mayoría de las veces. Incluso ya casi con las cartas echadas, los supuestos derrotados le terminaron por echar la pimienta que les quedaba al guiso sin titubeos. Los últimos datos del lunes por la tarde indicaban que el Comité Provincia reconocía oficialmente la victoria de Abad. Sin embargo, una minoría de la Junta electoral, claramente cercana a Posse, no hizo más que poner en duda esa afirmación hablando de un falaz escrutinio provisorio, parcialidad y falta de transparencia.

En resumen, el radicalismo se ha movilizado indudablemente, pero también ha desnudado sus divisiones intestinas, las que pasada esta instancia, deberán intentar resolver para llegar al objetivo común de tener un partido unido y alzando las mismas banderas. Nunca mejor que apelar a la histórica frase de esta fuerza… “Calma Radicales”

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1027 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján