Seguinos en

Locales

MIRTA DIANA KRAUS: “En verdad a Mercedes no la abandoné nunca”

Vive en Córdoba hace 25 años, pero un poco más de 30 que se fue de Mercedes, acompañando a su esposo. Es docente jubilada. Le gusta el centro, simplemente caminar por la 25 y la 27, “porque es encontrarte con toda gente conocida”, dice. Ama la historia. Hoy nos cuenta sobre su vida en sus dos tierras queridas: Mercedes y Córdoba.

Publicado

Sus años en Mercedes
“En realidad mi familia no era de Mercedes – comienza a contar Mirta, mis padres llegaron de Capital a Mercedes por razones laborales, justo cuando yo nacía (1959). Mi infancia fue muy feliz, nosotros vivíamos en la 11 y 16, en una casa muy antigua, de esas típicas que tiene Mercedes. La nuestra era muy grande y mi papá tenía una fábrica ahí en sociedad con dos señores.
La escuela primaria la hice en la Escuela Nº 8, que estaba ahí en el barrio. De allí recuerdo a todos mis compañeros, de hecho aún me trato con algunos, como por ejemplo María Beatriz Bría de la que soy muy amiga y Patricia Ríos, que hace tiempo que está en La Plata, pero nos seguimos tratando con todas.

Después fui al Colegio Nacional y tuve varios compañeros con los que nos tratamos un poquito menos por la distancia, también nos encontramos cada tanto en las cenas que se organizan. Fui compañera de Miguel Bellomo, de Juret Maraio, de Daniel Bustos Berrondo y éramos muy amigos, casi compinches, con Guillermo Hernández, el médico. A los otros, en todos estos años, los he visto poco y en las últimas reuniones no nos hemos encontrado. Una vez que terminé el secundario, estudié Magisterio en la Escuela Normal.

Provincia NET
Provincia NET

Recuerdo con mucho cariño mis años como docente ya que trabajé de maestra en distintas escuelas como por ejemplo: en la Escuela Nº 3, en la Escuela Nº1, en la Nº7, en la Nº2, bueno en las escuelas del centro trabajé en casi todas hasta que me casé y me fui a Buenos Aires y ahí me nombraron como maestra y trabajé muchos años en administración pública, así que tenía los dos cargos.
En definitiva- dice, hace casi 30 años que no estoy en Mercedes, desde el día en que me casé, me fui, me tuve que ir con mi marido detrás del trabajo de él.

A mi marido lo conozco en el trabajo porque fui 10 años empleada administrativa de Gendarmería, cuando estábamos en el antiguo Martín Rodríguez (que ya no era más su nombre) ahí lo conocí, éramos compañeros de trabajo y bueno estuvimos varios años de novios y él se fue de traslado, estuvo con distintos pases, era una época complicada económicamente, tuvimos que esperar un poco para casarnos, hasta tener donde vivir, pero el día que nos casamos teníamos nuestro departamento y teníamos un poco de tranquilidad económica, no de bienestar pero sí tranquilidad. Tengo que dar gracias de que yo también pude conseguir trabajo por ser docente”- recuerda.

La vida en Córdoba
“Hace 3 años que me jubilé y mi marido también hace 10 años que está retirado- nos cuenta. Por eso te digo vamos mucho a Mercedes, pero bueno esta cuarentena nos ha coartado, tenemos que estar muy caseritos, acá en Córdoba y no puedo viajar, nosotros viajamos bastante porque nuestros hijos, tenemos dos varones, ya son grandes, ellos han hecho su vida, son totalmente independientes. Ellos trabajan y estudian por supuesto. Aquí estudiar es una posibilidad inmediata ya que Córdoba es una ciudad universitaria, es como La Plata, acá tenemos todas las facultades y universidades, así que los chicos con un colectivo urbano tienen la posibilidad de estudiar, la universidad es pública, los dos van a la universidad, en este momento se está haciendo online.

Uno continúa el trabajo de su papá, es gendarme y el otro está trabajando en un estudio jurídico en la parte contable, porque él está estudiando Ciencias Económicas, le falta muy poco”- dice orgullosa.

“Córdoba es mi provincia por adopción, después de Mercedes, es mi lugar- afirma. La conozco toda a la provincia. Es fascinante por donde la busques, Córdoba tiene muchos más lugares que no conoce la gente que son bellísimos que los que sí conoce.
Te recomendaría un lugar que es medianamente conocido, pero que no se publicita mucho fuera de la provincia: Miramar de Ansenuza, es una ciudad turística que está al lado de la Laguna de Mar Chiquita, que es un espejo muy importante de agua salada dentro de la provincia y tiene una historia y una realidad biológica interesante.

Tiene excelente capacidad hotelera de muy buen nivel, tiene incluso un hotel casino de 5 estrellas y un excelente nivel de cabañas y hoteles. Tiene historias exóticas, tiene un hotel que está en ruinas, que tiene que ver con la Segunda Guerra Mundial, con el exilio de jerarcas nazis, es un lugar para visitar y llenarse de historias, de naturaleza, de paz.

Otro lugar que es muy bonito, es el Valle de Traslasierra, que está lleno de pueblitos divinos con excelente capacidad turística y no son muy publicitados sobre todo en Buenos Aires, que es el mayor consumo turístico. El Valle de Traslasierra termina en Villa Dolores, son lugares que hay que venir; se puede hacer escalamiento de montaña o trekking por el cerro Champaqui, que es el cerro más alto de la provincia.

Las Altas Cumbres en sí mismas son un paisaje que hay que cruzar para llegar allí y tiene pueblitos maravillosos dentro de las sierras. Otro lugar, al final del valle de Punilla, es la ciudad de La Cumbre, que tiene un barrio, que se llama Cruz Chica, es un lugar fascinante, mucha arboleda, no le envidia nada a ningún paisaje europeo, es ir y verlo”.

¿Adoptaste el cuarteto?
Semejante conocimiento de la provincia, su historia, sus lugares y costumbres, nos lleva a preguntarte si ya adoptaste su música más representativa: “Por supuesto que sí… (risas). Supongo que se debe estar “abochornando” mi hermano (Cristian) pero no importa, también amo los estilos musicales de mi hermano, tanto la que ejecuta como la que difunde en su programa (Un día perfecto y Live) por FM Santa María”- confiesa.

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 1027 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján