Seguinos en

Regionales

Una familia que vive ayudando a los demás

En la ciudad de Luján, a metros del Santuario más importante de la Argentina, donde reside la Patrona de la Patria, la Virgen de Luján, vive una familia sencilla y trabajadora que se destaca por tener una gran sensibilidad social y mucho amor al prójimo.

La Verdad Mercedes

Publicado

Son conocidos como la familia de Cáritas, porque desde la Parroquia San José de Luján iniciaron un trabajo caritativo que en poco tiempo se transformó en inspiración para muchos.

Ellos son Evangelina, José y sus seis hijos: Agustín de 27, María Emilia de 22, Juan Pedro de 19, María del Pilar de 10, y los que partieron al Cielo, Benjamín y Santiago. Toda la familia completa, matrimonio e hijos, se ha volcado de lleno a un servicio permanente de ayuda a los más necesitados.

Actualmente, José trabaja en rehabilitación en la Clínica Nuestra Señora del Pilar de la Orden de San Juan de Dios, ubicada en Luján, e integra un comité de formación permanente para los colaboradores y hermanos de la Orden. También ejerció la docencia un tiempo. Evangelina tiene un espacio de panadería en su casa junto a su hija María Emilia.

La familia
El matrimonio contó a La Verdad que para ellos “la familia es un lugar de pertenencia, de encuentro y de espera, donde las debilidades y los defectos se desvanecen en la fortaleza de un abrazo. También es un lugar de testimonio de fe y de perseverancia”.

Esta familia mantiene desde hace años un vínculo muy estrecho con las Hermanas Carmelitas del Monasterio “Santa María de Luján” que está muy cerca de la Basílica. Con ellas han vivido momentos de mucha alegría y también de contención en el dolor. Las monjitas forman parte de su familia.

La tarea
Con respecto a sus comienzos en la tarea de Cáritas, expresaron que “se dio como un proceso, fue en el 2017, cuando nos convocó el Padre Gabriel Paglieri, en su momento cura párroco de la parroquia San José, y nos confió plenamente la misión de Cáritas. Iniciamos las actividades en la primera jornada de los pobres, acompañando a los asistidos de Cáritas al encuentro. Luego, con el Padre Pablo Vallés, seguimos con la tarea y la profundizamos, y con la misma fuerza y espíritu tomó la posta el Padre Marcelo Monteagudo, actual párroco”.

Evangelina, José y su hija María Emilia son coordinadores de la tarea que Cáritas desarrolla en el centro de Luján. Su deseo de ayudar es tan grande que no se conforman con una asistencia esporádica a los más necesitados: “también dentro del mismo espacio, coordinamos el proyecto «De la Virgen, nomás» que tiene como objetivo la reinserción social de personas en situación de calle.

Tenemos varios frentes, la atención a personas en sus necesidades, el comedor, hoy a modo de viandas, el roperito, un trabajo integrado con la Basílica Nuestra Señora de Luján, y en días iniciaremos con las Hermanas de L´eau Vive (Congregación de religiosas que se encuentra en Luján) la asistencia a niños con la merienda y cena”.

Caridad cristiana
Para esta familia la caridad cristiana vivida de modo comprometido es moneda corriente. Ellos sienten que Cáritas es “poner en obras y gestos concretos lo que sentimos. También donarse a una capacidad de escucha antes que al prejuicio, entender que podemos ser auspiciadores de un encuentro privilegiado con Dios.

Siempre iniciamos con una bienvenida y decimos a las personas que están en el lugar indicado, están en la iglesia. Lo sentimos así, y tratamos de dar testimonio de eso”.

Pero hacer una opción preferencial por los pobres y trabajar por defender sus derechos no siempre resulta una tarea fácil. Esta familia vivió varios momentos de sinsabor: “enfrentar los prejuicios de personas de la parroquia, de políticos, y de algún grupo social, por la manera que tenemos de trabajar para defender la dignidad de las personas. También la muerte de personas queridas en situación de calle”.

No obstante, las alegrías son mayores y ayudan a seguir apostando por este trabajo social. “Lograr un equipo sólido, formar un grupo con valores de familia, comer en una gran mesa con personas de diferentes realidades sociales y expresar felicidad.

Tener a voluntarios que alguna vez necesitaron el abrazo de Cáritas y hoy son referentes en el servicio a sus hermanos, los sacramentos de los voluntarios y asistidos, los encuentros recreativos, sentir la Providencia Divina cuando se nos presenta una situación compleja para resolver o mediar”, todo ello gratifica el esfuerzo de quienes integran Cáritas San José.

La llegada del Covid-19 ha significado un desafío extra en la tarea de asistencia, sobre todo frente al hecho de que la ciudad de Luján fue declarada de circulación del virus. Ellos nos narran que “juntos, con mucha fe, acompañados por el párroco en todas nuestras ideas seguimos adelante. Cáritas no cerró por pandemia.”

Anuncio

Más Leidas

La Verdad Mercedes | Dirección Calle 22, Nº 745, 6600 Mercedes, Bs. As. Argentina | Tel: 54-236-4633465 / 4633610 © 2019 Registro de Propiedad Intelectual Nº 06971444
Edición Nº 669 Director:​ Cdor. Fernando Gastón Ratto | Propietario:​ Arzobispado de Mercedes-Luján